Diseño centrado en el usuario: ¿para qué sirve?

El diseño centrado en el usuario ofrece soluciones a numerosos problemas. Además, crea una oportunidad única de diseñar junto con las comunidades. Este tipo de diseño se caracteriza por entender profundamente al grupo, porque a fin de cuentas busca serle útil. Por eso mismo piensan en nuevas soluciones y, así, mandan por las nubes la experiencia del usuario.

Beneficios del diseño centrado en el usuario

Se evitan errores comunes

Cuando se desarrolla algún proyecto que no tiene un diseño centrado en el usuario, se pierde el dinero fácil. Estas son los errores más comunes:

  • Objetivos mal definidos o poco realistas
  • Mala comunicación entre clientes, desarrolladores y usuarios
  • Evaluación incorrecta de los recursos requeridos
  • Uso incorrecto de tecnologías
  • Métodos de trabajo desordenados
La solución a esto es lo más fácil del planeta: hablarle a tu gente. ¿Por qué y para qué? Seguramente la investigación de tu gente te ahorrará dinero y te evitará más de un dolor de cabeza. 

Lo que aporta al equipo y al proceso de desarrollo

El diseño centrado en el usuario influye en si lo logras o no con el lanzamiento de un producto. Ahora todos sabemos que la gente es el corazón de cualquier desarrollo y, por lo tanto, la información que esta pueda dar es fundamental para cualquier equipo de trabajo. Así, podrás construir un proceso de desarrollo creativo que busque soluciones bien propias para las necesidades de la marca y de tu gente.

Ahorra dinero

Es muy común dejar tirados algunos proyectos porque son irremediablemente inadecuados. Cuando no se dejan tirados, se cae en reprocesos que son evitables. El costo de corregir una error es gigante, teniendo en cuenta que se pueden prevenir estas situaciones antes y durante el desarrollo del proyecto. Por ello, este es uno de los beneficios del diseño centrado en el usuario, ya que evita líos antes de que el problema estalle.

Entendiendo a tu gente

Antes de salir corriendo a poner en marcha procesos de diseño o pensar en cualquier función sin saber nada, es importante comprender mejor a tu grupo. ¿Por qué? Pues, como te dijimos desde el principio, es tu modo más directo de relacionarte con ellos. Para lograrlo, se necesita ser íntimo con ellos y saber lo siguiente:

  • ¿Cómo prefieren acceder a internet?
  • ¿Cuánto tiempo pasan interactuando con tu sitio en este momento?
  • ¿Cuánto tiempo pasan en línea en general?
  • ¿Cuáles son las características vitales para proporcionarles una experiencia móvil?
  • ¿Qué les frustra en este momento de lo que ofreces y cómo podría hacerse mejor a través del celular?
  • ¿Qué gadgets usan para entrar al sitio web?

Estas son sólo unas preguntas básicas que podrán guiar tu relación con tu gente. Entre más sepas, mejor. Este es un buen inicio para pensar mejor en un diseño centrado en el usuario.

Bibliografía:

Diseño centrado en el usuario: proceso y beneficios

Diseño centrado en el usuario