Sitio web para tu compañía: todo lo que debes saber

Sitio web para tu compañía: todo lo que debes saber

¿Por qué es importante que una compañía tenga su propio sitio web como parte de la estrategia de marketing digital? Te contamos qué considerar antes de hacerlo.

Todos los días aparecen nuevos sitios web, parece que se multiplicaran. Si cada vez más personas y empresas tienen uno, ¿alguna vez te has preguntado por qué tu compañía debería tener el suyo? Si tuvieras uno, todos sabrían quién eres y podrías reunir clientes, proveedores y productos en un mismo lugar. ¿Quién no quisiera tener clientes chéveres, enamorados de la marca y del producto, y vender más? Bueno, pues con tu propio sitio web podrás lograrlo. 

Como nadie nace aprendido, te explicamos cómo empezar tu sitio web y los pasos para no fracasar en el intento. Esto no es algo que puedas echar a la suerte; sí o sí toca tener un plan para sacarle todo el provecho a esta herramienta y hacer que sea un activo útil para tu empresa. No te angusties, te contamos todo lo que debes saber para tener un sitio web súper pro. 

7 tips para la creación de tu sitio web

  1. El básico de básicos: ¿Por qué y para qué quieres crear tu propio sitio web? La respuesta debe cuadrar perfectamente con los objetivos del negocio. Tienes que saber en dónde estás parado, para dónde vas, a quién le estás hablando y qué es lo que tu público busca (Digital Box, 2018). 
  2. Tenemos que saber a quién nos enfrentamos. ¿Qué tiene él que no tenga yo? Conoce y analiza a tu competencia: piensa en tu usuario y qué puede encontrar en tu sitio web que no tengan los demás. Sé creativo, atráelo y ofrécele algo que sólo tú puedas darle (Hernández, 2017).
  3. No mastiques más de lo que puedes tragar. Sabemos que estás muy emocionado por tu nuevo sitio web, pero tampoco puedes hacer todo al mismo tiempo. Por eso, hay que decidir quién lo va a crear: piensa en un grupo de personas que haga cositas varias, como el diseño, la programación y creación del contenido. Puedes contratar una agencia de publicidad, de marketing digital o un equipo interno para que tengas los ojos bien puestos en tu proyecto (Caterina, 2018). 
  4. ¿Quién quiere un dominio largo, aburrido, equis e impronunciable? Aunque parezca obvio, el dominio tiene que relacionarse con el nombre de la empresa y el producto principal; no hay de otra. Debe ser corto y conciso, además de tener las palabras clave para que los usuarios te encuentren fácil y rápido. Después de todo el pereque para crear el dominio, debes registrarlo ante un agente autorizado (Caterina, 2018).
  5. Busca un proveedor de alojamiento para el sitio web. ¿Qué quiere decir eso en español? Quiere decir que necesitas un espacio en línea, que tenga un hosting con capacidad suficiente y buen servicio al cliente, para que la página web esté activa (Caterina, 2018).
  6. Todo entra por los ojos. Tu sitio web debe ser chusco, sencillo, con carga rápida y debe ofrecer una experiencia única a los usuarios. En un mundo ideal deberías dar suficiente información en pocos clics para que no haya “efecto rebote”, o sea que los usuarios entren y salgan achantados de tu página sin querer interactuar contigo.   
  7. Todo pasa y todo cambia. Ningún sitio web es estático, así que necesita actualización y mantenimiento. Hay que crear contenidos, productos y elementos visuales nuevos para que los usuarios te extrañen y quieran volver por más (Digital Box, 2018).

Sabemos que puedes estar un poquito abrumado con tanta información para crear tu sitio web como parte de tu estrategia de marketing digital, pero no es tan difícil como parece.

No te afanes, si sigues todos los pasos y nuestros consejos, tu vida será mucho más bonita y fácil, podrás atraer a todos los usuarios que quieras y te van a querer por siempre.  

Bibliografía: