Porque me gustas, te comparto: la clave de las interacciones

Las interacciones en redes sociales son muy diferentes a hablar cara a cara, aun así, con las redes sociales hay cada vez más formas de expresarse cuando llega el momento en que «se tenía que decir y se dijo».

En persona es posible hablar, cantar, bailar, hacer gestos, gritar y hasta quedarse en silencio al momento de hacerse entender, mientras que a las redes sociales llegaron los emojis y las reacciones para quedarse, siendo sus representantes más conocidos y antiguos el ícono de manito arriba (me gusta) y el de corazón (me encanta).

Estos símbolos y los demás que hacen parte del lenguaje digital, dan maneras de decir cualquier cosa, compartir lo que nos gusta o nos interesa y reaccionar a los posts. Esto Facebook lo lleva un paso más lejos, con varias alternativas de reacciones, tanto positivas como negativas.

Cada vez tenemos más maneras fáciles de lograr interacciones en redes y esto es algo que las agencias digitales tienen que aprovechar, ya que entre más los usuarios participen, hagan preguntas y se expresen, más engagement (compromiso) se logra.

Inspirándose en la importancia de las interacciones, Eduar Barbosa crea el siguiente poema:

¡Me gustas! un poema a las interacciones 

Me gustas.
Me gustas tanto
que quisiera que todos supieran
lo mucho que me gustas.
Que te vean,
que se rían contigo,
que te pasen de mano en mano,
que aparezcas por todas partes.

Me gustas.
Me gustas tanto
que me dan ganas
de hacerte…
clic,
y hundirme entre los colores
de tu encanto.

Me gustas.

Me gustas tanto
que voy a buscarte
cada día
desde mi pantalla.
Un chiste no tan flojo,
una foto,
un paisaje,
una cara,
una sonrisa.

Me gustas.
Me gustas tanto
que tengo que compartirte.