Un parque en las rockas, por favor.

Un parque en las rockas, por favor.

1993, cualquier bar bogotano…
– Camarero, me sirve un parque en las rockas por favor?
– ¿Claro qué sí, cómo lo quiere, al aire libre y con artistas nacionales o internacionales?
– De ambos, pero con poquitos internacionales porque no tengo más plata.
– Sale un rock al parque con artistas nacionales e internacionales (poquitos).

Y así empezó todo, no precisamente en un bar, sino en la alcaldía entre el vocalista de La Derecha, Mario Duarte y la secretaria de recreación y deporte del momento, Berta Quintero. Cocinaron un cocktail entre música, tolerancia, respeto y convivencia, en medio de la transformación que estaba viviendo la Bogotá de la época, que ha tenido tanto éxito y tanto consumo, que sigue vigente hasta hoy. Un festival de música al aire libre, donde por primera vez, en muchos años, se organizaba un evento cultural, en una ciudad que venía de un triste legado de miedo a reunirse en multitud, heredado de las circunstancias terroríficas de inicios de la década.

 

Créditos: Revista Vive In
 

Así fue que nació Rock al Parque. Una apuesta por darle un respiro a una ciudad agobiada por tanto ruido de motor y tan pocos espacios abiertos. Un espacio donde primó la música y donde grupos míticos de la escena subterránea bogotana, podrían ver la luz por primera vez, con una juventud ansiosa de escuchar las propuestas locales, en medio de una coyuntura de inicios de la década, donde el grunge y el rock se respiraban por doquier.

Los inicios, como pasa con todos los platillos novedosos, tuvieron una acogida conservadora y positiva, pero con algunos reparos y solo el tiempo fue el que dio la receta exitosa que se mantiene hasta hoy y sigue mejorando. Lo que empezó en 1994 con un festival itinerante, viajando por los parques de la ciudad, fue escogiendo sus mejores plazas y se estableció en la media torta y en el Parque Simón Bolívar como referencias del festival, en 1995 se oficializó como festival y hoy es uno de los festivales gratuitos, más grandes de Iberoamérica y por qué no, del mundo.

 

Créditos: Revista Semana
 

Para fortuna de muchos bogotanos y colombianos, contamos con un festival local, de talla internacional, donde nos juntamos muchos gustos y muchas personas en un mismo lugar para escuchar buena música y nuevas propuestas, incluso de afuera, porque el reconocimiento del evento ya logra que artistas de talla internacional quieran montarse en el escenario donde hace tan solo 20 años, se subían punketos y metachos a cantar canciones que solo conocía el vecino. Incluso el Festival de música al parque ha evolucionado y ha crecido de forma tan positiva que ya existen versiones similares con otros tipos de música como Rap, Jazz, Salsa y Clásica, que le dan una relevancia única al evento.

Felicitaciones oficiales a Rock Al Parque por sus 20 años, felicitaciones a los músicos locales, porque a pesar de todo, sobrevive; felicitaciones a Mario por la iniciativa que hoy se mantiene y  que hoy nos tiene tomándonos uno de los mejores cockteles musicales del país y felicitaciones a Bogotá porque hemos demostrado que es posible compartir espacios donde los gustos pueden variar. Como dicen el logo del festival: tolerancia y respeto. Y como dice uno en este video: este es el bambuco de los sardinos.

 

 
Acá les dejo una lista de Spotify con algunas canciones, de algunos artistas que han pasado por el festival en estos 20 años. Que la disfruten.

https://open.spotify.com/user/12137055444/playlist/1Lj725CwVJ2zMn7l7LNB6f

 

Puntuación
Te ha sido util?
[Total: 0 Average: 0]
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.