Tidal, ¿puro tilín tilín y nada de paleta?

Tidal, ¿puro tilín tilín y nada de paleta?

Por estos días los servicios de streaming están dando mucho de qué hablar. Tidal y Apple music han despertado odios y amores entre músicos y consumidores, pero Tidal es señalado ya como uno de los fracasos más grandes de compañías de internet en años. ¿Será cierto esto y Tidal con tan gran respaldo musical caerá para no levantarse? o ¿“renacerá de las cenizas” como el ave Fénix.  Pienso que es muy pronto para sacar conclusiones y dar por vencido al bebé de Jay Z y compañía, así que antes de seguir hablando de lo que pasa con Tidal, les contaré qué es.

Tidal es ‘el primer servicio de música en streaming que combina la mejor calidad de audio de Alta Fidelidad, vídeos musicales en Alta Definición y contenido editorial exclusivo confeccionado por expertos’. El contenido ofrecerá artículos, reportajes y entrevistas sobre los artistas que están en el catálogo.

Tidal asegura que ofrece audio lossless a 1411 kbps (kilobytes por segundo), mientras que Spotify, Rhapsody o Rdio llegan a un máximo de 320 kbps y iTunes hasta los 256 kbps con su AAC.

 
VSTIDAL
 

Por otro lado ayudará a escoger qué escuchar a través de su sistema de recomendación e incorporará también un motor de búsqueda tipo Shazam para dar a conocer rápidamente lo que se está escuchando y reproducirlo después en calidad premium.

Hasta ahora aseguran tener un catálogo de más de 25 millones de canciones, mientras que Spotify o Deezer cuentan con más de 30 millones. Aun así cuenta con una disponibilidad relevante; es compatible con todos los sistemas operativos y por ahora está activo en Estados Unidos, Alemania, Australia, Hong Kong y Polonia.

 
tidal-press-conference
 

Lo “más” interesante con lo que intenta venderse Tidal aparte de los detalles, la profundidad y el soundstage es que los dueños son grandes figuras como Madonna, Daft Punk, Kanye West, Rihanna, Jack White, Alicia Keys, deadmau5, Chris Martin y Beyoncé que facilitan el efecto llamada para otras bandas y para el resto de actores de la industria musical, sin dejar de lado que lo que busca principalmente es tratar directamente con los artistas para que reciban más dinero y no sean las discográficas las que se lleven todo, considerando el streaming como la mejor opción para poder sobrevivir.

Aparecen los problemas

Todo es felicidad hasta que se habla del pago (Tidal Hifi = 19,99 dólares al mes y Tidal Premium= 9,99 dólares al mes). Pretende superar a Spotify cuando ofrece prácticamente los mismos servicios; uno por el mismo precio y otro con un pago superior. Lo único un tanto diferente, es el audio de alta fidelidad, pero ¿cuánta gente estará dispuesta a pagar ese incremento de once dólares?

Tidal falló al presentarse como una revolución y si no comienzan a aportar nuevas características que lo hagan diferente, desaparecerá completamente. Además el hecho de que se venda como “el servicio de los artistas” molestó a los cantantes que no están dentro de los llamados “Tidal 16”. Las críticas aumentan y las voces de artistas empiezan a hablar: “Cuando dicen que pertenece a los artistas, en realidad pertenece a esos artistas ricos y adinerados… No me quiero poner de parte de Spotify, Beats, Tidal, o lo que sea” dijo el líder de Mumford & Sons. Lily Allen se quedó callada: “Tidal es tan caro comparado con otros servicios de streaming que son buenos y perfectos. Jay Z ha cogido a los artistas más importantes y los ha hecho exclusivos con Tidal… La gente va a volver a los sitios web de descargas en masa, enviando tráfico a los sitios web de torrents.”

Ben Gibbard, de Death Cab for Cutie entre otros artistas coinciden que el servicio estaba mal planteado y que el lanzamiento fue un rotundo error: “Creo que lo fastidiaron por completo cogiendo a un grupo de millonarios y multimillonarios y sacarlos a un escenario para quejarse de que no les pagan”. Estas críticas obligaron a Tidal a anunciar el programa Tidal Rising a mediados de abril, con el que darán visibilidad a artistas pequeños e independientes. Por mi parte creo que es un poco tarde ya para salir a convencer a aquellos que no fueron tomados en cuenta desde un principio.

¿Fracaso a la vista?

El posible y temprano fracaso de Tidal se hizo más notorio cuando algunos de los “Tidal 16” ni siquiera hacían mención del servicio, debido a las críticas, o cuando invitaban  desde sus cuentas a ir a iTunes como lo podemos ver con Madonna y Rihanna. Otros factores notorios han sido el abandono del CEO de Tidal y el despido de varios empleados.

Ahora Tidal está preparando algunas iniciativas para ganarse al público reacio, con estrategias variadas como anunciar conciertos especiales y exclusivos a los que solo se podrá acceder si se es usuario de la plataforma. ¿Le servirán estas estrategias?

Finalmente Tidal solo tuvo mucho tilín tilín y las novedosas “paletas” que anunciaron nunca fueron lo esperado. Por ahora los invito a echarle un ojo y a visitar sus redes sociales.

Youtube

Site

Facebook

Twitter

 

Puntuación
Te ha sido util?
[Total: 0 Average: 0]
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.