Gestor de contenidos: ¿para qué le sirve a tu marca?

CSM son las siglas que identifican al gestor de contenidos. Este te ofrece un método muy breve para editar, modificar y publicar contenidos en un sitio web.

CSM significa literalmente «Sistema de gestión de contenido». Una definición más detallada sería «sitio web que es fácil de actualizar y administrar en vez de ser una mamera», pero eso es un poco largo. Un gestor de contenidos debe hacer que agregar y administrar el contenido del sitio web sea breve, incluso parchado. Eso sí, sin importar cuál gestor de contenidos elijas, es extremadamente útil comprender algunos conceptos básicos para saber cómo es la jugada.

Piensa en el contenido, no en las páginas

Cuando andas por la web, generalmente se habla de pasar de una «página» a otra «página». Sin embargo, un sitio web tiene otras cositas más que eso. Entre ellas, un encabezado, pie de página, menús, barras laterales, listados de artículos y más. Acá está lo delicioso del gestor de contenidos, este se encarga de esos detalles, mientras que tú estás de lleno en los contenidos. Escribes el artículo, lo subes a tu sitio y el gestor de contenidos te devuelve una bonita página donde puedes poner tu artículo con todos los juguetes.

Crea muchos caminos hacia tu contenido

Los sitios web presentan sus contenidos de a pedacitos, así se pueden leer en cualquier orden. Un blog puede estar escrito en orden cronológico, pero la gente caerá en cualquier publicación, por lo que no es suficiente con solo montar tu contenido. Debes ofrecer muchas formas para que tu gente encuentre lo que quiere. Por eso, el diseño es fundamental. Esto puede incluir listas de títulos de artículos recientes, teasers, listas de categorías, listas de artículos similares o relacionados y un archivo por fecha (no falta el que se sienta a leer en orden). Cada vez que publiques, todas esas cosas deben actualizarse. ¿Te imaginas haciéndolo a mano? ¡Qué agonía!

Es ahí donde entra a jugar de nuevo el gestor de contenidos. Después de cargar un nuevo artículo, agrega algunas etiquetas y cuadra toda la vaina. Al instante, tu nuevo artículo aparece en todos esos listados. Algunos gestores de contenidos son tan cracks que incluso te ayudan con la administración de contenidos en los motores de búsqueda.

Un buen gestor de contenidos te facilita la vida

Para sacarle provecho a estos gestores, debes aprender un poco sobre ellos. Un gestor de contenidos es una herramienta que te ahorra un camello bárbaro. Si tú mismo administras tu sitio web, es posible que tengas que aprender algunas movidas para instalarlo. Muchos servidores web te ofrecen instaladores con un solo clic. Un buen CMS hace que las instalaciones sean fáciles, pero aún debe hacerlo. Incluso si le pagas a un desarrollador para que te ayude con ese trabajo, aún querrás aprender las fortalezas y detallitos de tu gestor de contenidos elegido. Esto lo hará más eficiente y seguro al publicar y administrar su contenido. Además, entre más sepas sobre estas características, se te ocurrirán más cosas para meterle mano al sitio web. Ponte la 10 para aprender de tu gestor de contenidos y la recompensa será increíble para ti.

BIBLIOGRAFÍA

Gestores de contenidos web (CMS): características (2013, octubre 3). Recuperado en noviembre 19, 2019, desde https://www.seas.es/blog/informatica/gestores-de-contenidos-web-cms-caracteristicas/. ¿Qué es un Sistema de Gestión de Contenidos (CMS)? (s.f.). Recuperado en noviembre 19, 2019, desde https://kinsta.com/es/base-de-conocimiento/sitema-de-gestion-de-contenido/.