¿Black Friday? ¡Black Friday éste ñeño!

¿Black Friday? ¡Black Friday éste ñeño!

Muchos han dicho que el mes de “noviembre no existe” (aunque si existe en el calendario) y ha sido el mes favorito de muchos porque nacieron en este mes o porque compraron bici nueva o porque  han tenido la dicha de comprar la entrada para “Estéreo Picnic 2015” o algunos hombres se sumaron al movimiento “movember”;  Además, los muchos acontecimientos que han pasado en nuestro país como dejar quietos los diálogos de la tan anhelada paz por el “supuesto secuestro de un General” que entre muchas hipótesis se han atrevido a decir que ha sido una fachada para ocultar su “escapada amorosa”

Pero sin más preámbulos, noviembre y aunque muchos sigan pensando que este mes no existe, para la industria en nuestro país se ha convertido en un mes tan importante que hasta creó la misma tradición vivida durante muchos años en Estados Unidos como es el famoso “Black Friday”

Y ¿qué es el “Black Friday”? Se conoce como el “viernes negro” al día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Es un día después del Día de Acción de Gracias y se celebra el cuarto viernes del mes de noviembre, una festividad que comenzó en Norteamérica, principalmente en Estados Unidos y en Canadá.

Pero… momento, sabemos que gracias a las nuevas tecnologías estamos más cerca en el mundo y que las distancias se acortan por lo tanto estamos abiertos a todas las tendencias y por decirlo así  más propensos a “estar a la moda” pero no significa que podamos copiar una festividad sin siquiera saber a ciencia cierta lo que significa este día para el país del tío Sam.

¿Sabía usted que el término se originó en Filadelfia? Que se utilizaba para describir el denso tráfico de gente y vehículos que abarrotaba las calles al día siguiente de Acción de Gracias, que el uso de este término comenzó alrededor de 1961 entre los oficiales de policía encargados de la regulación del tráfico y se popularizó hacia 1966, que se extendió al resto de los estados a partir de 1975 y que ha sido el día de mayor movimiento comercial de todo el año desde el 2005.

Bueno, puede que para algunos no importe mucho esta historia pero en realidad en Colombia, ¿esta tradición trae algún beneficio? ¿Será que las empresas solo quieren seguir una moda y generar mayor engagement? No lo sabemos aún, pero lo que sí podemos llegar a analizar es que cada día perdemos más identidad, que en algunos casos nos quedamos cortos con las ideas y que en vez de solo seguir una moda o una tendencia, por qué no nos inventamos algo como para que este último día del mes de noviembre la quincena se alargue y no tengamos que estar el día de velitas con cara larga porque en la cuenta está ya un saldo de 0 pesos o por qué no nos inventamos algo para que todo un país tenga la dicha de disfrutar unas fiestas decembrinas en familia comiendo lechona, tamal , ajiaco, fritanga o pesca’o frito, por qué no nos inventamos algo para que el ras tas tas sea el himno oficial para comenzar diciembre. Cuéntenos, ¿qué haría usted para que este último viernes sea el más colombiano del mundo?

Puntuación
Te ha sido util?
[Total: 0 Average: 0]
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.